Libros...(26)

"No hay vergüenza en el mundo que no pueda curar un poco de palique y algo de priva."Trainspotting, Welsh, Irvine


Trainspotting
Welsh, Irvine

Muy pocas veces alguien se atrevió a recomendar tan fervientemente una novela. «Merece vender más ejemplares que la Biblia», afirmó Rebel Inc., una insolente revista literaria escocesa. De inmediato celebrada por los críticos más estrictos pero leída también por aquellos que raramente se acercan a los libros, "Trainspotting" se convirtió en uno de los acontecimientos literarios y también extraliterarios de la última década. Fue rápidamente adaptada al teatro y luego llevada a la pantalla por Danny Boyle, uno de los jóvenes prodigio del cine inglés. Sus protagonistas son un grupo de jóvenes desesperadamente realistas, ni se les ocurre pensar en el futuro: saben que nada o casi nada va a cambiar, habitantes del otro Edimburgo, el que no aparece en los famosos festivales, capital europea del sida y paraíso de la desocupación, la miseria y la prostitución, embarcados en una peripecia vital cuyo combustible es la droga, «el elixir que les da la vida, y se la quita». Welsh escribe en el áspero, colorido, vigoroso lenguaje de las calles. Y entre pico y pico, entre borracheras y fútbol, sexo y rock and roll, la negra picaresca, la épica astrosa de los que nacieron en el lado duro de la vida, de los que no tienen otra salida que escapar, o amortiguar el dolor de existir con lo primero que caiga en sus manos.


del mismo autor en Ubik Café


Porno


Diez años después de Trainspotting, Sick Boy está en franca decadencia. Acaba de dejar su piso en un barrio pijo de Londres y se ha mudado a un agujero miserable, y tras una noche de drogas y sexo indiscriminados, decide aceptar la oferta de su tía Paula: lo dejará a cargo de su pub en Leith y se marchará con su amante español a Alicante.

Pero en el Port Sunshine el negocio no está solamente en las bebidas: Sick Boy descubre que un grupo liderado por «Juice» Terry Lawson, su antiguo conocido, se reúne a follar y a filmar sus orgías en uno de los salones privados. Y que en Edimburgo hay un floreciente negocio de vídeos porno realizados en las trastiendas de los pubs, con los clientes como estrellas. Y Sick Boy, que siempre está maquinando negocios, se pondrá, con la ayuda de la guapa Nikki Fuller-Smith, estudiante de cine de día y trabajadora del sexo por las noches, a hacer una película porno de altura, con calidad suficiente como para ser vendida internacionalmente y circular por Internet. Y también incluirá en el equipo a su viejo amigo Renton, el que diez años antes los traicionó y huyó a Ámsterdam con el dinero del alijo de heroína. Pero cuando Sick Boy maquina algo, la cosa tiene más complicaciones y trampas que la tela de una araña, y entre los hilos también se mueven Spud, el único que había recibido a escondidas su parte del dinero de la droga, y Begbie, el psicópata del grupo, que después de pasar unos años en la cárcel volverá a la acción aún más paranoico y furioso que antes.


Col recalentada



En estas páginas puedes disfrutar de una cena de Navidad con el temible Begbie de Trainspotting y ver cómo reacciona ante el novio de su hermana y el anuncio de su compromiso. También descubrirás que alienígenas adictos a los cigarrillos Embassy Regal tienen el plan de colocar a algunos de sus jóvenes como los nuevos gobernantes de la Tierra. Y no te sorprenderá que dos tíos que pelean por una chica guapa descubran que la amistad entre ellos es más importante. Y te divertirá reencontrarte con «Juice» Terry Lawson, y presenciar lo que sucede cuando tropieza con su antiguo enemigo, Albert Black, en un club nocturno de Miami Beach… Los relatos aquí recopilados muestran en todo su esplendor los rasgos distintivos de Irvine Welsh: imaginación desenfrenada, humor negro y escandaloso, un finísimo oído para el habla cotidiana y la habilidad para crear algunos de los personajes más memorables de la ficción contemporánea.


Crimen


El inspector Ray Lennox ha resuelto el caso de asesinato de una niña de siete años. Ha sido recompensado con unas vacaciones para superar su obsesiva implicación en el caso y su depresión posterior. Lennox viaja con su novia a Miami, y se olvida de la cocaína y el alcohol. Pero, después de una discusión, va a un bar, donde se le acercan dos mujeres con cocaína y ganas de fiesta. Los tres acaban en el piso de una de ellas, intentando no despertar a Tianna, la hija que duerme en su habitación. A la mañana siguiente, tras una brutal pelea y la desaparición de la madre, Lennox se encontrará a cargo de Tianna, una precoz lolita de diez años, amenazada por una red de pedófilos, y deberá enfrentarse a los fantasmas del pasado.


Éxtasis

Tres narraciones entrelazadas por la química (de las pastillas y de los cuerpos): en la primera historia, Rebecca, una popular autora de novelas de kiosco, conoce a una joven enfermera, un tanto confundida con respecto a su sexualidad, y aficionada al éxtasis y a las discotecas... La protagonista de la segunda, Samantha, que nació sin brazos a causa de una droga imprudentemente recetada a mujeres embarazadas, enamora a un hooligan aficionado a todas las drogas contemporáneas, y lo utiliza para vengarse de aquellos que causaron su deformidad... Y en la última, Lloyd es un treintañero rebelde que sigue sin rendirse a la vida burguesa y frecuenta fiestas extáticas. Pero una sensación de disconformidad le anuncia que quizá lo que ahora desea son otros éxtasis mucho más difíciles.


Si te gustó la escuela, te encantará el trabajo


Ésta es la primera colección de cuentos de Welsh desde aquel Acid House que cambió nuestra mirada sobre una época y una generación. En «Serpientes de cascabel», dos chicos y una chica vuelven del festival Burning Man y el coche se les para en el desierto. Se preparan a pasar la noche, pero al conductor lo pica una cascabel en la entrepierna mientras soñaba con la chica del triángulo.Él pretende que ella lo salve chupándole el veneno, pero es su compañero quien se ofrece. Y entonces llegan dos mexicanos, homófobos y armados. En el relato que da título al libro, Mickey es un expatriado inglés que tiene un bar en las Canarias, una ex mujer cargante en Inglaterra y una hija adolescente que llega de improviso. Y Mickey tendrá que sortear a sus amantes, además de vigilar a dos presuntos gángsters que quizá planean un golpe. A continuación nos encontraremos con unas chicas muy esnobs, que se reúnen en un restaurante coreano. A una de ellas le desaparece el perro y sospecha de su vecino, que es el chef del restaurante... Y así siguen otras historias estimulantemente retorcidas. «Historias gamberras con situaciones sorprendentes... El rastro de Bukowski, Amis y Roald Dahl» (M. Rodríguez Cueto, La Nueva España).


Cola


1970: Terry, Carl, Billy y Andrew son niños y viven en el mismo cochambroso suburbio de Edimburgo cuando se conocen en los bancos del colegio. 1980: Ahora son adolescentes, consumidores de drogas y protagonistas de pequeños episodios de violencia metropolitana. 1990: Los amigos han crecido y, para tomarse unas vacaciones de sus respectivos «compromisos» profesionales ?Billy ha pasado del boxeo de aficionados a la carrera profesional, Carl es discjockey, Terry vive del subsidio de paro y de desvalijar algunos pisos, y Andy, de vuelta de un matri-monio fallido y fichado por la policía, está ahora a la deriva? parten para un reencuentro en la Oktoberfest de Munich. Por fin, al alba del nuevo siglo, los cuatro viejos amigos, ahora ya distanciados: Carl, DJ de éxito, se en-cuentra en alguna parte de Australia, ni él sabe exactamente dónde. Terry, antaño máquina sexual, está gordo y calvo. Billy ha colgado los guantes, ha abierto un club y se da aires de empresario. Y Andy ya no está. Se mató tirándose de un puente. Y cuando el vínculo amistoso pa-rece roto para siempre, una llamada telefónica les hace reencontrarse para un ajuste de cuentas catártico.


Acid House


Irvine Welsh vuelve a agitar las conciencias con este libro, compuesto por una colección de relatos y una novela corta. Un jugador de fútbol que está sufriendo un mal trip y una mujer embarazada camino del hospital son heridos por un rayo en una tormenta y se produce un curioso cambio de identidades; Madonna, Kylie Minogue, Kim Basinger y Victoria Principal toman el sol en Santa Mónica y discuten como camioneros los encantos de los empleados de una empresa de mudanzas; un joven heroinómano va a ver a su abuela, decidido a robarle, y descubre que la vieja es el camello más importante de la zona. Un listillo, la novela corta, es la crónica de la vida de un joven drogadicto y buscavidas que va de Edimburgo a Londres, de un trabajo a otro, de la confusión al caos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario